Patient experience and Co-Creation in Health

Co-creating patient experience in health, pharma and wellbeing

El fin del contrato laboral (II) – los costes de tener seguridad en el empleo

Deja un comentario


En el post pasado se cuestionó si el actual sistema de contratación era el único posible o si existen alternativas que no generen situaciones de desprotección y fractura social, como sucede en economías muy desreguladas del tipo la estadounidense.

Más allá del debate sobre si el mercado laboral debe flexibilizarse o no, es preciso entender lo que significa la existencia del contrato laboral tal y como lo conocemos hoy. En primer lugar es importante destacar que este instrumento es responsable en buena medida de la competitividad de las economías occidentales y del bienestar del que disfrutan sus ciudadanos.

Es una conquista democrática de primer orden, ya que ligado a él se encuentra todo el sistema de seguridad social, que permite la cobertura universal de sanidad y un seguro frente al desempleo, además de un sistema de pensiones. Los críticos los sistemas públicos de protección social hacen hincapié en sus costes, pero obvian la cantidad de riqueza que generan, por ejemplo, manteniendo a los mayores dentro del ciclo económico, en lugar de condenarlos a la pobreza o bien convertirlos en costes para las familias.

Además, aunque muchas empresas desearían que toda su fuerza laboral fuese temporal, en realidad, si consienten el sistema, es porque les ofrece múltiples ventajas. En primer lugar pueden externalizar el coste de la enfermedad y bajas de sus empelados. En segundo lugar, el Estado financia el 70% de la motivación y el clima laboral: la seguridad en el empleo. En tercer lugar, cuentan con un instrumento jurídico importante para controlar a su fuerza laboral y para mantener el control de sus procesos. No olvidemos que fue Henry Ford  quien inventó este tipo de relación laboral: el conocimiento experto queda en manos de la empresa, no de los trabajadores, quienes en el siglo XIX lo ofrecían al mejor postor.

 

Ventajas

Desventajas

Trabajadores Seguridad jurídicaSeguridad económica

Seguridad (relativa) frente a fluctuaciones de la demanda

Participación en el sistema de seguridad social

Previsibilidad y capacidad de planificar

Seguridad relativa  ante desempleo (indemnización y prestación)

Escasa influencia sobre la organización del trabajoUna única fuente de ingresos; extrema dependencia del empleador

Mayores ingresos, significa escala jerárquica y lucha de poder

Márgenes escasos de libertad

Empresas Aseguramiento de salud, bajas, etc. a cargo del EstadoControl de los procesos y la calidad

Parte del clima laboral (seguridades)a cargo del Estado

Conocimiento en manos de la empresa.

Grado aceptable de lealtad por parte de la plantilla

Capacidad de imponer condiciones de producción

Seguridad jurídica

Relaciones laborales previsibles

Estabilidad de plantillas

Dificultad de  despedir y contratar según coyunturaIndemnizaciones por despido elevadas

Los mejores empleados invierten entre el 20% y el 30% en “hacer política” (para ascender, mantenerse)

Antigüedades altas producen “bunkers” de empleados resistentes

País / sociedad Paz socialEmpleo estable

Industria del crédito (banca) poderosa

Financiación de un régimen universal de seguridad social: cobertura sanitaria y de desempleo para todos los ciudadanos

Sector sanitario público generador de riqueza, empleo e I+D

Sistema de pensiones que mantiene dentro del ciclo económico a los mayores.

Lastre a la competitividad de las empresasNecesidad de crear zonas de sombra: modalidades temporales de contratación

Riesgo de fractura social entre “estables” y “precarios”

Adopción del sistema precario incluso por administraciones públicas en sectores estratégicos: universidad y ciencia

 

Otra ventaja para las empresas es que la seguridad laboral permite a los empleados planificar su futuro y acceder al crédito. Sin seguridad laboral no habría ni banca fuerte ni sector inmobiliario. Por eso, incluso en países con legislación laboral laxa, como los EE.UU. las empresas tienden a ofrecer algún tipo de perspectiva a medio plazo a sus trabajadores.

Pero sin, duda, los críticos del sistema tienen razón en muchos aspectos. Uno de ellos, claramente, es el altísimo coste que para empresas y Estado tiene mantener el sistema. Y aunque no lo reconozcan abiertamente, por la vía de los hechos, las Administraciones Públicas reconocen que el sistema es oneroso. Lo reconocen a través de la legislación que permite las contrataciones temporales en sus múltiples variantes. De los más de cuatro millones de desempleados que existen en España, la parte menor corresponde a personas que tenían contrato fijo.

En este sentido, puede decirse que los sindicatos han negociado históricamente un muy buen acuerdo para los trabajadores en términos de seguridad y previsibilidad.

Como se aprecia en la tabla, el contrato laboral fijo posee casi tantas desventajas como ventajas. Y ésta no son solamente los costes económicos y la pérdida de competitividad que un sistema demasiado caro apareja. La seguridad, ese intangible precioso, tiene un precio y éste es alto en términos de libertad personal y dependencia.

Estamos tan acostumbrados a trabajar con jefes, que no somos conscientes del enorme coste de oportunidad que pagamos. En primer lugar económico: dependemos de un único pagador y éste tiene más capacidad de imponer sus precios que nosotros. Nuestra única baza real de negociación es la escasez de nuestro conocimiento o habilidades en el mercado. Además, nos impone exclusividad, ya que compra ocho horas nominales y muchas veces diez o doce reales de nuestro tiempo: es imposible ofrecer nuestros servicios siquiera como free lance si es que queremos disponer de tiempo para la vida familiar y extralaboral.

El segundo tipo de coste es el tiempo. Tiempo gastado en atascos, tiempo utilizado en horarios rígidos que impiden la conciliación o el cuidado de niños y mayores. Piense en el tiempo que han de invertir todos los que quieren ascender y ascienden en ganarse el puesto, en competir contra colegas, en controlar multitud de variables para evitar el fallo que nos defenestre…y todas las cosas productivas que se pueden hacer en se tiempo.

El tercer de coste es más intangible. Si la seguridad es un intangible precioso, la libertad no lo es menos. Las relaciones laborales sólo son nominalmente libres: existen muchos tipos de coacción directa e indirecta. Quien crea que al hablar de libertad hablamos de una bella idea, pero poco práctica, o de una entelequia, puede repasar el catálogo de enfermedades laborales y sociales que conlleva el empleo dependiente y calcular sus costes en dinero, salud y bienestar. La falta de libertad para elegir o influir en el lugar de trabajo puede tener efectos sobre la salud, sobre todo si el empleador incumple las normas de seguridad e higiene. La falta de libertad para organizar nuestro tiempo, ya se ha visto, nos impide la conciliación y nos condena al presencialismo. ¿Cuántas mujeres gastan prácticamente todo su sueldo en pagar a una chica que cuide de los hijos que ellas puedan ir a trabajar?

En el siguiente post propondremos alternativas a los contratos laborales actuales, siendo conscientes de que ni ofrecerán respuesta todos los problemas planteados ni serán aplicables en todos los ámbitos laborales o en todas las profesiones.

Autor: Carlos Bezos Daleske

Siento curiosidad por todo lo relacionado con personas y organizaciones, especialmente en salud. Me gusta trabajar con personas y con su capacidad de innovación y co-creación. www.iexp.es I feel very curious about everything related to people and organizations, especially in healthcare. I enjoy working with people and their ability to innovate and co-create. www.iexp.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s